Hoy en día estamos más que acostumbrados a los remakes en el cine, con historias sobre adolescentes, películas de romances e incluso crímenes  pasionales de pareja, ya sea en un e-book, en televisión o en alguna plataforma online. Y seguro que más de una vez te has preguntado: ¿cómo sería Romeo y Julieta si ocurriese en la actualidad? Pues déjame decirte que ahora mismo estás de suerte…

Todos conocemos la enemistad entre los Capuleto y los Montesco y la historia de amor prohibido de sus dos hijos Romeo y Julieta, pero… hoy en día las cosas hubiesen sido un poco diferentes, ¿no crees?

La historia comienza en Madrid. En la capital se va a celebrar el encuentro anual de música trap, en el que cantantes compiten para ver quién se hace con el ansiado premio: un viaje pagado a Verona donde se celebra el certamen Montesco European Tour.

Romeo y Julieta: el remake de una historia de amor

Romeo y Julietrap son dos grupos rivales del mundo del trap. Desde hace años no hay un solo festival en el que coincidan y no tengan problemas. Sus respectivos seguidores -prácticamente sus ejércitos-, estarían dispuestos a todo con tal de defenderles ante ataques de cualquier tipo.

La primera actuación es la de Julietrap. Su líder, una chica joven llamada Julieta, se quiere comer el mundo. El año pasado quedó finalista y este año quiere ganar el primer premio. Lleva un estilismo muy cuidado y le acompañan las Capuleto, unas bailarinas que completan el grupo. Siempre que salen al escenario se meten al público en el bolsillo y derrochan energía allá por donde pasan. Julietrap siempre consigue ser TT en cada actuación, sus redes sociales arden cada vez que sube una publicación y no es nada comedida a la hora de manejarse en su Instagram.

Remake Julieta Trap

Por su parte, Romeo, un chico más humilde de su misma edad, es más alternativo, con un rollo más callejero e independiente. Vuelve locas a todas y a todos con sus letras y sus looks, no tiene tantos seguidores como Julietrap pero enamora a todo el mundo con su forma de ser. Arrasa allá por donde va y encandila tanto a hombres como a mujeres, que lo veneran casi como a un dios del siglo XXI.

“Cuando te vi me enamoré y tú sonreíste porque lo sabías”.

Llega el momento de las actuaciones finales, y le toca el turno a Julietrap. Mientras ellas actúan, los seguidores de Romeo no paran de abuchear para regocijo del cantante que los alienta desde sus redes sociales. Pero ellas no se van a quedar calladas y tienen preparado un nuevo tema que sin duda hará mucho daño a su rival. La canción se ríe de Romeo, de sus estilismos y de su forma de cantar. Esto no hace más que avivar el mal rollo que ya se respira en el concierto y tras el enloquecimiento de las fans de ella. Los de Romeo empiezan a lanzar proyectiles al escenario: latas, bolsas…

Aumentan los problemas y la tensión

La seguridad del pabellón acude para sacar a las artistas del escenario y llevarlas al camerino. Mientras, Romeo comienza su actuación. El intérprete agradece a sus seguidores todo el apoyo, pero les dice que no hace falta que le defiendan así, ya que Julietrap no es rival para él. Cada vez que alguno de los dos se pronuncia, aumentan los problemas.

De nuevo, los seguidores lanzan objetos al escenario y el personal de seguridad tiene que evacuar a Romeo. Antes de llegar a su camerino, el joven hace una parada en el de Julietrap. Lo que parecía una relación irreconciliable no es más que una farsa cuidadosamente ideada y ejecutada. En realidad, Romeo y Julieta son pareja, y han decidido aprovecharse del afán de protección de sus fans ante cada enfrentamiento fingido para convertirse en ídolos de masas. Mientras Las Capuleto estiran sus músculos para la batalla final, Julietrap y Romeo ensayan el medley de la batalla final, pero no pueden reprimir los impulsos de besarse apasionadamente.

Con las alas del amor salté la tapia, pues para el amor no hay barreras de piedra”.

Los minutos pasan, y los organizadores deciden que ambos grupos deben retomar las actuaciones para apaciguar al público. Tras cambiarse de ropa, vuelven al escenario entre vítores y gritos de todos sus seguidores.

A medida que avanza el medley de canciones y los falsos rivales siguen alentando a sus seguidores con sus temas más conocidos, llega el momento de elegir quién se llevará el ansiado premio por el que tanto han luchado durante el último año. El fervor del público sigue creciendo de tal forma que comienzan a pegarse unos contra los otros. Lo que al principio no son más que empujones pronto se convierten en puñetazos y patadas.

El pabellón se ha transformado en un auténtico campo de batalla en el que todo el mundo se pega por defender a sus ídolos, sin que los agentes de seguridad puedan hacer nada por evitarlo. Los artistas deben intentar salir de allí lo antes posible por sus propios medios, ya que nadie tiene acceso a ellos para poder ayudarles.

concierto batalla

Cerca de los camerinos, las Capuletos se cuelan entre la gente para intentar escapar lo más rápido posible, dejando a su líder atrás junto a Romeo. Cogidos de la mano, intentan ponerse a salvo y ocultarse de la gente que pasa corriendo, armados con botellas rotas en las manos.

Cuando intentan esconderse en uno de los pasillos, un grupo de seguidores de Julietrap increpa a Romeo y le separan de Julieta. Esta intenta convencerlos de que no le hagan daño y le suelten, pero sin éxito, ya que tiran a Romeo al suelo y le asestan golpes por todo el cuerpo. Los asaltantes salen corriendo dejando allí al artista casi inconsciente.

Julieta desbordada y Romeo herido de gravedad

La joven, que está un poco mareada por el pánico y no controla bien su cuerpo, intenta agarrarle como puede y meterle en el camerino, pero no tiene fuerzas y por más que tira de él, no consigue su objetivo. Julieta se acerca al camerino para coger un poco de agua. El vaso se desliza de su mano temblorosa y se hace añicos contra el suelo.

Aturdida, trata de recoger los pedazos de cristal, provocándose un corte del que pronto brota sangre a borbotones. Como puede, se tapa la herida con una toalla y regresa al pasillo para poner a salvo a Romeo, pero en ese momento se siente mareada y pierde el equilibrio. Al caer, lo hace encima de Romeo, que en ese momento vuelve en sí, pero no puede moverse ya que tiene rotas varias costillas y un brazo. Al ver la sangre de Julieta, Romeo cree que le han herido y grita pidiendo ayuda. Como puede se incorpora y comprueba que tiene pulso y que la sangre proviene de la mano.

“Tan herido estoy que no puedo cruzar el umbral de mi tristeza. El peso del amor me aplasta”.

En ese momento Paris, el manager de Julieta que sí conoce la relación de los jóvenes, increpa a Romeo pensando que ha herido a su representada, pero al verle los golpes en la cara se da cuenta de que a él también le han pegado. Paris le ayuda a levantarse y entre los dos ponen a salvo a Julieta, quien poco a poco vuelve en sí, aunque sigue mareada y un poco desubicada.

Los tres se esconden en el camerino y esperan a que todo pase, pero no pueden dejar de pensar en que parte toda esta guerra que ha habido durante el concurso… ha sido provocada y alentada por ellos…

Esta es nuestra versión de Romeo y Julietrap…¿cuál es la tuya? ¿Cómo continúa la historia de estos dos jóvenes? ¿Han aprendido la lección, o seguirán persiguiendo el TT a costa de sus seguidores? ¡Puedes contárnoslo dejando un comentario!

¿Te animas a escribir tú, tu propia versión y publicarla? ¡Aquí te contamos cómo!